domingo, 12 de octubre de 2014

La cruda realidad de Octubre...

Hace días que vengo pensando en escribir este post porque creo que puede contribuir a la tranquilidad de muchas personas... si, si... cuando yo misma fui consciente de lo que me pasaba, fue un gran alivio. Y creo que cuando os lo explique, también sentiréis alivio vosotros/as... al menos algunos/as de vosotros/as.

¿No te pasa que cuando llega septiembre te sientes cargado/a de energía? ¿con ganas de conquistar el otoño? ¿de alcanzar nuevos horizontes?... Claro, Septiembre cierra el verano y a tu alrededor vas a encontrar personas con espíritu reformista, con ganas de hacer de la época que llega un momento para los cambios deseados. Tú mismo/a puedes ser esa persona con ganas de cambios, o simplemente contagiarte de las que son así.

¿Y no te pasa que cuando llega octubre, esa energía ya no está al mismo nivel y te parece que no lo conseguirás y/o te desmotivas? Bien... ¡No eres el único! ¡No eres la única que se siente así! 

Cuando llega Octubre se produce algo bastante curioso:

  • la realidad se impone y no es exactamente igual a lo que nos imaginábamos en Septiembre. ¡Hay que esforzarse!
  • el espíritu ese reformista que te poseyó durante el mes anterior se relaja y apacigua.
  • La meteorología cambia, y queramos o no, nos afecta.

Uf, y... ¿qué hacer para paliar los efectos de Octubre?

Atento/a:
  • Vuelve a retomar tus objetivos. Piensa en aquello que querías renovar en tu vida y trata de conectar con ello. ¿Para qué lo quieres conseguir? ¿en qué te beneficiará? ¿qué aportará a tu vida? ¿cómo te hará sentir?
  • Después organiza la acción que deberás llevar a cabo. Establece pequeñas metas consecutivas, y ocúpate sólo de una cada vez. 
  • Disfruta de cada aproximación a tu objetivo que hagas. Será tu alimento para continuar y siempre tener fuerzas.
  • Y por último, no te olvides de mantenerte ENFOCADO/A.
Escuché a Will Smith decir una vez que no debes generar un plan B cuando estás con el plan A, porque te distraerá de tu verdadero objetivo que es cumplir con el plan A. ¡¡¡Enfoca!!!


Y ahora... ¡¡¡¡a por Octubre!!!!



martes, 7 de octubre de 2014

¿Qué es lo que ves?



Hola de nuevo... Antes de explicarte nada, te invito a que veas este vídeo. Puedes preferir no darle vueltas al mensaje que te transmita, sin embargo yo te invito a que te permitas dejarlo entrar y dejar que crezca dentro de ti. Luego te explico por qué...
¿Preparado/a? Dale al play...


Ahora que lo has visto te pregunto: 

  • ¿cuántas veces la vida te ha sorprendido y aquello que pensabas que iba a ser, luego no fue? 
  • y ¿cuántas veces te rendiste porque no "veías" qué hacer en una situación? 
  • ¿cuántas veces has tratado de hacer algo sólo de una forma porque era "la forma" en que se hacían las cosas? 
Y podría seguir y seguir... Te animo a que pienses es tu vida como en esa pastilla blanca de jabón. Y que te imagines una herramienta en la mano para tallarla... ¿Qué forma quieres que tenga? ¿Cómo quieres que sea? y es que tú tallas tu vida constantemente, aunque te lo cuentes al revés. Hay cosas inevitables en la vida (como que tu pastilla sea blanca), pero tú decides qué hacer y cómo interpretar esa pastilla que se te asigna. Incluso puedes cambiarla de forma cuantas veces puedas. Puedes comenzar haciendo un dinosaurio y pasar después a cambiarlo de forma y hacer un coche, o cualquier otra figura siempre y cuando te quede material (tiempo). Tienes una herramienta poderosa entre tus manos que se compone de visión+toma de decisión+acción+constancia. 
¿Eres de las personas que se queda a medias?... ¿De verdad vas a usarla a medias??? no me lo creo!! Si visitas este blog es porque quieres mejorar cada día, así que agarra tu herramienta de tallar jabón y crea tu realidad desde hoy mismo...

¿Qué forma le darás?




domingo, 29 de junio de 2014

No te engañes... tú también haces sufrir

Hoy quiero proponeros una reflexión que se me ocurrió porque este fin de semana estuve en una boda. Conocí a gente nueva y tuve estupendas conversaciones. Y en una de ellas, una mujer muy guapa y llena de vida me contaba que tenía 40 años, estaba divorciada y tenía dos hijos (el mayor de 18 años). Quienes estábamos en la conversación le devolvíamos lo maravillosa que estaba y lo poco que aparentaba tener 40 años, y mucho menos dos hijos de esas edades.  
La cosa es que ella nos confesó que esa belleza externa que nosotros/as veíamos, era el reflejo de lo bien que se sentía por dentro. Sin embargo no siempre había sido así. Su vida no había sido nada fácil. Había sido madre joven, en un pueblo andaluz, donde la criticaron por ese hecho, separada después, y estuvo en boca de todo el mundo durante años. Me confesaba que vivir de acuerdo a lo que se esperaba de ella era lo único que podía salvarla del escarnio... a los 30 años decidió marcharse y ser libre, feliz por fin en otro lugar. Decisiones duras que tuvo que tomar porque la presión era muy muy grande. 

Y yo pensaba después en lo difícil que debió de ser para ella, tan joven y con dos niños; y llegar a tomar decisiones que le cambiarían la vida, y traerían otras consecuencias. Y todo porque otras personas no podían respetar sus equivocaciones, elecciones y decisiones.

Pero claro, de repente me di cuenta de que todos/as hacemos eso en el día a día con quienes tenemos cerca. La gran mayoría de veces sin ser conscientes de esa actitud nuestra, pero ahí está... 
Es posible que no en casos como el de esta chica, pero sí en otros más triviales, más ligeros. 

Yo te animo a que revises tus últimas semanas y te plantees en qué momentos has podido ejercer presión sobre otra persona sólo por no haber entendido su elección, o por no haberla respetado plenamente. Incluso me atrevo a que lo cambies y le des la vuelta a la situación. Estoy absolutamente segura de que la persona que reciba tu cambio te devolverá sólo cosas buenas. 

Nuestras creencias y valores nos marcan el camino a seguir, pero sólo el nuestro. Otras personas tienen sus propios valores y por ello también sus propias sendas a seguir. Y no es malo, sólo distinto... Al final lo único importante es que nos respetemos y que nos juntemos con aquellas personas que comparten nuestra forma de ver la vida y de vivir. No es necesario que seamos iguales... En realidad, somos distintos. ¡¡Y menos mal!!
Recuerda que no hay un único camino... y disfruta del aprendizaje.

sábado, 21 de junio de 2014

¿Sabes cómo se quita el miedo?

La vida es una caja de sorpresas. Ya lo decía Forrest. Yo desde que fui mamá, aprendo y aprendo, y disfruto de sorpresas preciosas... y me gusta que quienes sois papás y mamás, o educadores /as podáis vivir esas sorpresas tan entrañables.

Hoy quiero contaros una anécdota que me ocurrió hace unos días con mi hija. Ella estaba jugando con otros niños en un PlayKing. Yo estaba hablando con otros papás y mamás mientras tomábamos nuestras hamburguesas. De repente apareció de la nada, angustiada y diciendo: "Mamá, no puedo subirme al "castillo". ¡Me da miedo! ¡Está muy alto!".  Su cara lo decía todo... Se veían sus ganas de subir pero también se percibía el miedo intenso a hacerlo... Sin más le dije: "¿Sabes cómo se quita el miedo? Se quita haciendo eso que te da miedo. Así desaparece. ¿Quieres probarlo? Ve y sube sin pensarlo". Me miró muy seria y me dijo confiando en mis palabras: "Vale".  ¡Y se fue!
Al cabo de unos minutos vino corriendo a mi y me dijo: "Mamá!!!  he subido!! no tengo miedo!!!"
También en esta ocasión su cara lo decía todo: se sentía LIBERADA. No podía ser más feliz. Se pasó la tarde subiendo y bajando del castillo improvisado. 

Para mi la clave estuvo en su CONFIANZA. Confió en mis palabras y también en que lo lograría. Y no hubo más. El resto fue historia. 

Las personas adultas también tenemos la opción de CREER, de CONFIAR. Porque es una opción. Al igual que no creer o no confiar. Lo que pasa es que una te lleva más lejos que la otra. 

Yo escojo la primera. Al menos viviré más experiencias. La vida se trata de vivir. Mejor dicho... VIVIR.

¿Y tú?¿Qué decides?

martes, 10 de junio de 2014

Sin miedo a lo que venga...

Lo primero que quiero es disculparme por la tardanza en escribir. He tenido unos meses realmente movidos y mis tiempos se han visto reducidos por las mil y una cosas que tenía entre manos. Sigo con mucho lío, pero no quería dejar pasar más tiempo. Gracias por vuestra paciencia :)

Hace unos días me ocurrió algo que me sirvió de aprendizaje. Fue una cosa sencilla, de esas que seguramente pasan a diario y de las que no nos percatamos. Sin embargo, esta vez tuve la suerte de darme cuenta y tomar el aprendizaje que de eso salió...  Mejor os cuento:

Estábamos cenando mi marido y yo una noche de estas.Ya habíamos llegado al postre. Él había escogido unos nísperos, y yo le observaba en medio de la conversación que manteníamos. Hasta aquí todo normal :)
Cogió el primer níspero, le dio un buen bocado y de repente le cambió el gesto. Estaba amargo... su cara lo decía todo. Sin más, lo dejó en su plato y cogió el siguiente. Para mi sorpresa, con rapidez y sin temor a repetir la experiencia, mordió con gusto el siguiente níspero. Yo pensaba (inconscientemente según me di cuenta) que mordería con miedo o con desconfianza la siguiente fruta, pero no! ni se lo pensó no le condicionó para nada la experiencia. Como si de sucesos independientes (en probabilidad matemática) se tratara... así trató al níspero segundón. Y es que... ¡¡¡eran sucesos independientes!!!

¡Me encantó! 

¡¿Cuántas veces hacemos algo, fracasamos y no volvemos a repetir la operación por miedo a obtener el mismo resultado?!
¡¿Cuántas veces vamos con miedo a hacer aquello que nos explotó en la cara cuando no lo esperábamos?!

Cuando la situación es distinta, los elementos son distintos y nosotros/as mismos/as somos distintos.... ¿por qué temer? ojalá nos llenáramos de confianza en el futuro, en la vida, en nosotros/as cada vez que hacemos las cosas... 

Yo me cuestioné mis comportamientos gracias a ese simple momento. Para mi fue revelador. Y he decidido decidir cómo vivir las segundas experiencias. 

¿Y tú?, ¿qué decides?

martes, 15 de abril de 2014

Si quieres tener éxito, lee esto.

Mi madre decía siempre: "Nadie da los duros a pesetas". Y es verdad. Las cosas cuestan un esfuerzo... la gran mayoría de veces. Y es bueno que algo te cueste conseguirlas, porque te ayuda a valorarlas y a convertirte en alguien que sabe de valores y de hábitos.

Hace unos días, buceando me encontré con este texto y me pareció estupendo para compartirlo. Al fin y al cabo, todas las personas, de una forma de otra buscamos el éxito (en el área que sea y con la forma que sea). Aquí te lo dejo para que saques tus propias conclusiones...

Si quieres tener éxito:
1. Tendrás que realizar esa llamada que tanto miedo tienes de hacer
2. Tendrás que levantarte más temprano de lo que realmente te gusta
3. Tienes que dar más de ti sin esperar nada en el corto plazo.
4. Tienes que preocuparte más por las personas que se preocupan por ti.
5. Tienes que seguir luchando, aunque estés lesionado, con sangre y dolor.
6. Tienes que continuar aunque algunos ya se hayan detenido y aunque otros aún no hayan comenzado a seguirte.
7. Tienes que invertir en ti mismo, aunque esa inversión nadie la aprecie.
8. Tendrás que mirar como un tonto mientras estás buscando respuestas que no tienes.
9. Tendrás que esculpir algunos detalles cuando sería mucho más fácil encogerse de hombros. 
10. Tendrás que presentar resultados sabiendo que poner excusas es una opción, pero no es la opción.
11. Tendrás que buscar tus propias explicaciones, incluso cuando te digan de aceptar los "hechos".
12. Tendrás que cometer errores y quedar como un idiota.
13. Tendrás que intentar, fallar y volver a intentar.
14. Tendrás que ser amable incluso con la gente que ha sido cruel contigo. 
15. Tienes que ser responsable de tus acciones incluso cuando las cosas van mal.
16. Tienes que seguir moviéndote hacia donde quieres estar. No importa lo que haya delante de ti.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/178434-Dieciseis-cosas-difciles-que-es-necesario-hacer-para-alcanzar-el-xito

miércoles, 2 de abril de 2014

¿Das ejemplo?

Hoy quiero contaros cómo una compañera de formación me recordó la importancia de nuestros actos... una vez más.

Como sabéis quienes vivís en Madrid, el día 22 hubo una manifestación por la solidaridad con las personas en desempleo (y algo mucho más profundo incluso, diría yo). En aquel momento yo estaba en una formación intensiva que me tenía bastante absorbida, cuando de repente la vi coger sus cosas y dirigirse a la puerta. Antes de que saliera le pregunté si se encontraba mal. Me dijo que no, que se marchaba a la manifestación, a sumarse a las filas. La verdad es que me sentí fatal en ese momento porque yo ni me acordaba de la cita con la solidaridad de esa tarde. Y sin que yo le preguntara más, me dijo: "No sólo voy porque sea importante nuestra presencia allí y el mensaje que lanzamos al mundo. Sino la semilla que dejamos en generaciones futuras. Yo tengo dos hijos mayores y quiero DARLES EJEMPLO. Quiero que recuerden estos momentos y la forma en que podemos contribuir a la sociedad."

Esas palabras me llegaron muchísimo. Sus hijos ya son mayores de edad, pero la educación no acaba nunca con ellos. El ejemplo lo es todo...

miércoles, 5 de marzo de 2014

¿Cómo lo haces?

Por mucho que nos empeñemos, el mundo tiene muchas más cosas buenas que malas. Vaaaaale, te doy la razón en eso de que no paramos de hablar de las malas en los telediarios, en la parada del autobús, en los comercios... pero es porque no estamos seleccionando bien la información.

A ver, te hago una pregunta: ¿cómo contribuyes tú a que el mundo sea mejor? No me refiero a si das dinero a grandes ONGs, y cosas así... Sino a los pequeños detalles del día a día. Estoy segura de que ahora que te pones a pensarlo resulta que cuidas a tu gente, que respetas a otras personas, que tratas de hacerle la vida más fácil a quienes se cruzan contigo, e incluso eres bueno/a en tu trabajo ;)

Pues eso es el mundo. Porque está lleno de gente como tú. Gente que quiere un entorno saludable, bonito, y cálido. 

Por eso te animo a que te fijes en lo bueno que te rodea y que hacen las personas y que lo cuentes. Así será como cambiaremos la percepción de las cosas y sobre todo, animaremos a quienes nos escuchen a ser su mejor versión. A contribuir a que este mundo sea cada día mejor, y con valores positivos.





Qué me dices... ¿te unes a la propuesta?

lunes, 24 de febrero de 2014

Cuánto sabe la gente...

El miedo se ha convertido en una de las fascinaciones de mi vida. Sí, por muy raro que suene, así es. Yo misma lo he sentido en muchas ocasiones y no puedo decir que no me visite de vez en cuando. En mi práctica profesional además puedo ver que es uno de los factores más limitantes a los que nos enfrentamos los seres humanos. Y me maravilla encontrar personas que aprenden a gestionarlo de manera adecuada y autónoma. 
Hubo un tiempo en que yo misma me contaba que este tipo de personas lo hacen casi sin sufrimiento, casi como si fuese su propia naturaleza el superar situaciones complicadas. Y ¿sabes lo que he descubierto con el tiempo y mucha observación? Que no es cierto. Que sufren, y mucho; que lo pelean, que pasan por fases dolorosas y momentos de angustia. Que son normales. ¡Qué gran noticia! ¡son como tú y como yo! wow!!! absolutamente liberador... Resulta que si ellos pueden, yo también, TÚ TAMBIÉN. Así es. Sólo necesitas desearlo mucho, y ABRAZAR tu limitación. La que sea. Y el miedo poco a poco se hace pequeño. Lo que has leído: el miedo se hace pequeño poco a poco, poco a poco. Y cuando lo tienes a un buen nivel... ¡te lo zampas! Eso no significa que no vuelva a aparecer en otras áreas de tu vida. No no. El miedo nos acompaña como fiel compañero de viaje porque forma parte de nuestra especie. Es una estrategia evolutiva de adaptación. Significa que podrás repetir esta operación una y otra vez. Y tener la vida que quieras vivir. 

Por eso te traigo este testimonio. Para mi es revelador. Sin más. Se trata de alguien que se pasó años sin hacer lo que más le gustaba en el mundo, atrapado en la oscuridad de si mismo, hasta que DECIDIÓ, y digo decidió porque es una decisión, ABRAZAR SU LIMITACIÓN

No decidimos acerca de las cosas que nos da la vida, pero sí cómo las vivimos, cómo las gestionamos, y lo que haremos con ellas. 
Y yo te pregunto, ¿Crecerás la próxima vez que te encuentres ante el miedo?, ¿Crecerás cuando te encuentres con una limitación?

Para mi la CLAVE está en no preguntarse "¿por qué me pasa esto a mi?" sino "¿cómo puedo...?". Ahí es donde comienza la solución de tu historia. 

Una vez más... ¡feliz aprendizaje!



video



miércoles, 19 de febrero de 2014

Descubrir tu pasión lo cambia todo...

Me paso la vida reflexionando... me doy cuenta... pero es que es tan increíble la cantidad de momentos que me enseñan cosas... soy una afortunada por tener esta visión. Al menos así me considero yo.

Estoy segura de que las personas que pasáis por aquí de vez en cuando a leer lo que escribo, también sois así. Y es estupendo. ¡Enhorabuena! eso significa que no tienes miedo a aprender, a darte cuenta de tus luces y tus sombras. Y lo más importante para mi: quieres ser mejor persona cada día. Ahí es nada!! 

Hoy quiero contaros que hace unos días hablaba con una amiga de la infancia y disfruté como una enana escuchando su forma de hablar, su tono, su alegría, su todo... y es que ha descubierto una de sus pasiones. Y la llena muchísimo. Y eso ha hecho que se marque nuevos objetivos profesionales, y que sueñe, y que trabaje duro por conseguirlo. Y mucho más: que sea feliz, más feliz que antes. 
Me decía que ahora que se siente tan bien, y que está disfrutando tanto, no puede parar de recomendarle su actividad a toda la gente que conoce y que puede beneficiarse. ¡Quiere que toda su gente se sienta tan bien como ella! ¿No os parece precioso? a mi sí, una pasada. Y es especialmente bonito que lo quiera compartir. 
Es el efecto que suele tener la gente que vive lo que hace con pasión... porque es su pasión. 

¿Y tú?, ¿haces lo que haces con pasión?


miércoles, 12 de febrero de 2014

¿Qué nos hace verdaderamente felices?

Toooooooodas las personas queremos ser felices, y parece que nos pasamos la vida buscando la felicidad. Bien, pues este vídeo que te muestro aqui habla de aquello que nos hace verdaderamente felices. Aquello que nos transforma en personas satisfechas y felices.  al menos una de ellas. ¿Quieres saber el secreto?
Te aseguro que te encantará conocer aquello que nos acerca a esa sensación tan placentera que es la felicidad...

Te sorprenderá la sencillez del asunto, pero mucho más su fuerza y capacidad de transformarnos. El ser humano es grandioso, aunque no seamos conscientes a diario.

Te propongo que, una vez que descubras el secreto, lo practiques al menos durante una semana. Será una de las mejores semanas de tu vida. Palabrita.

¿Te atreves con el reto? pues observa el vídeo y no te olvides de cumplir tu palabra. 

Feliz aprendizaje...


VIDEO: La ciencia de la Felicidad

miércoles, 5 de febrero de 2014

¿Qué quieres ser?

Esta pregunta es la que nos formulan muchas veces cuando somos pequeños/as. Y siempre se refieren a tu profesión escogida. La pregunta que yo os formulo es mucho más importante.
¿Qué quieres ser? ¿qué tipo de persona desear ser?

Hoy os propongo que veáis este vídeo. A mi me ha gustado porque me ha permitido replantearme cosas, y sobre todo reafirmarme en otras. Imagino que a vosotros/as os despertará estas u otras cuestiones. Lo importante es crecer, aprender, y sacar jugo a la vida con lo que hagamos.
Algunos de los puntos que rescato de este vídeo son:

  • No sigas las expectativas de otras personas
  • Haz lo que te haga feliz
  • Puedes hacer lo que te propongas
  • Puedes ser cualquier cosa... (bueno, cosa no, persona, tipo de persona más bien...)

Si haces lo que te llena, serás quien te propongas porque tendrás la motivación para crecerte ante las adversidades, y si te enfrentas a tus demonios... no tendrás límites... tu límite será el cielo. No sé tú, pero yo quiero volar por ese cielo!! tantas veces como me proponga...

¿QUÉ QUIERES SER?
¿QUIÉN QUIERES SER?
QUE NADA TE PARE... Y MENOS TÚ MISMO/A... ¿NO CREES?

Feliz aprendizaje...



miércoles, 22 de enero de 2014

Preguntas abiertas en una conversación de tú a tú conmigo misma



Me gustaría comenzar mi andadura en este blog (¡¡¡Gracias Laura por tu confianza!!!) haciéndoos partícipes de las preguntas que me hago frente al espejo acerca de cómo me comporto con mis hijos:

¿Les enseño a ser felices? ¿Es suficiente con amarles? ¿Quiero que lleguen a ser “Alguien”, o que sepan vivir? ¿Confío en su capacidad para crear, para aprender, para jugar, para crecer sanos?



¿Qué espero de ellos? ¿Me pongo en su lugar? ¿Sé qué es lo que quieren, cómo y para qué?
¿Y qué pensáis de todas las tareas que les encargamos hacer desde que nacen?, ¿En quién pensamos cuando les hacemos una pregunta?  ¿Nos dan la respuesta que desean o la que queremos escuchar?


Mi humilde conclusión ante estas preguntas es que es muy necesario tratar a los hijos como las personas independientes que son. Eliminar cierto sentimiento protector y  esa creencia de que son   de nuestra propiedad para permitirnos darles la libertad tan deseada por nosotros para nosotros, escuchando sus ideas y apreciando sus avances  que cada día son únicos y sorprendentes.
La Inteligencia en ellos es algo innato y hay que alimentarla cada día para que consigan ser felices que creo que es lo que de verdad deseamos para ellos.

miércoles, 15 de enero de 2014

¿Qué es lo que te define como persona?

Hay testimonios que me dejan de piedra. Y no porque considere que lo que cuentan no es posible o es demasiado difícil de conseguir, no. Me dejan de piedra porque me demuestran una y otra vez la grandeza del ser humano. Es impresionante. No sé tú, pero yo admiro a las personas que se enfrentan a sus temores y los convierten en sus aliados. Y eso es exactamente lo que ha hecho Lizzie, la protagonista del vídeo que os propongo más abajo. 

Esta chica tiene 25 años, casi tres libros  en el mercado, una carrera universitaria, una familia que la adora y un síndrome que ella no ha permitido que la defina. Ella es quien ha querido ser. Y no quien le han dicho que era.

Yo pienso la cantidad de veces que, teniéndolo más fácil en muchos casos, nos cuesta o no llegamos a su misma conclusión... en fin, menos mal que estos casos salen en los medios para inspirarnos y recordarnos de lo que somos capaces. 

Te dejo el vídeo para que saques tus conclusiones y las transformes para tu vida. Feliz aprendizaje...


VÍDEO: ¿Qué es lo que te define?